En profundidad

Artículos centrales

África necesita un Tratado de Comercio de Armas robusto

Joseph Dube
Coordinador de IANSA para África
Joseph Dube

Joseph Dube

La práctica actual de permitir trasferencias transfronterizas irresponsables de equipamiento militar y de seguridad y otros materiales relacionados ha resultado en la destrucción de millones de vidas y de medios de sustento así como en graves violaciones de los derechos fundamentales de muchas más personas. Esto podría cambiar en julio de 2012, cuando los Estados Miembros de las Naciones Unidas se reúnan para negociar un Tratado de Comercio de Armas (TCA). Ahora que celebramos el 49 aniversario de la creación de la Unión Africana (UA), es importante considerar qué tendrían que hacer nuestros líderes para parar el comercio irresponsable de armas. Para que el tratado sea relevante para África, los diplomáticos que vayan a Nueva York en julio para participar en las negociaciones tendrían que garantizar que el TCA cubra cinco áreas principales:

1. Los Estados tienen que controlar todos los aspectos del comercio y de las trasferencias de armas convencionales bajo su jurisdicción. Éstos tendrán que estar sujetos a una autorización previa o aprobadas de acuerdo con la legislación nacional y con unos procedimientos que reflejen, como mínimo, las obligaciones estatales que emanan del TCA y de otros instrumentos del derecho internacional que sean pertinentes.

2. El TCA tiene que reconocer explícitamente las obligaciones estatales existentes que derivan del derecho internacional. Todos los Estados tienen la obligación positiva ya existente de asegurar que su comercio y sus transferencias internacionales de armas no contribuyan ni faciliten graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos o crímenes internacionales.

3. Un TCA efectivo tendría que exigir a los Estados que no hagan transferencias internacionales de armas allí donde haya un riesgo substancial que puedan ser utilizadas para perpetrar o facilitar pautas de violencia de género, como violaciones y otras formas de violencia sexual.

4. El TCA tiene que exigir a los Estados que regulen las transferencias de municiones, además de las armas convencionales. África ha sufrido los flujos de municiones. Hay que poner fin a esto y el TCA es una buena manera para conseguirlo.

5. El TCA tendría que contribuir a reforzar el nivel de transparencia en las transferencias de armas con el fin de promover confianza en una seguridad compartida basada en el derecho internacional entre los Estados y de garantizar una mejor rendición de cuentas y respeto por el estado de derecho.

Conseguir un TCA efectivo es una necesidad urgente. Un TCA efectivo será aquél que funcione para salvar vidas, preservar los medios de sustento y mejorar el respeto de los derechos humanos. África tendría que entrar en las negociaciones unida por el compromiso de conseguir un TCA robusto que salve vidas. Mientras celebramos el Día de África, nuestros líderes tendrían que mostrar su compromiso con un tratado así adoptando el borrador de Posición Comuna de la UA Sobre el TCA en vistas a la Conferencia de Julio.