En profundidad

Introducción

Negociando el Tratado sobre Comercio de Armas

Xavier Alcalde
Instituto Catalán Internacional para la Paz
Xavier Alcalde

Xavier Alcalde

En la Conferencia Diplomática de julio 2012 serán los estados los actores clave, quienes deberán negociar un tratado sobre comercio de armas (TCA). Sin embargo, desde el Instituto Catalán Internacional para la Paz nos hemos querido centrar en los activistas, porque como dice García Moritán en la entrevista central de este número, "sin la sociedad civil no habrá tratado ". En efecto, la presión de las ONGs es una condición indispensable para el éxito de este tipo de procesos. Es por ello que os proponemos aquí una muestra de los activistas que están detrás de la campaña: quiénes son, cómo trabajan, por qué se han implicado y, en definitiva, qué es lo que pretenden conseguir.

Y es que las negociaciones de julio suponen el fin de un largo camino desde que en 2003 se fundara la campaña Control Arms (Armas Bajo Control) con el objetivo de conseguir un tratado internacional que sirviera para evitar el comercio irresponsable de armas. Desde el principio, se trataba de una alianza entre varias entidades, que juntas sumaban millones de miembros en todo el mundo. En primer lugar, Amnistía Internacional (AI), interesada en mostrar la relación entre la violencia armada y las violaciones de derechos humanos. Como veremos, Yasmin Espinoza representa además una región clave en este proceso: América Latina.

En segundo lugar está Oxfam, haciendo patentes las consecuencias del comercio de armas para el desarrollo socio-económico de las comunidades. Conoceréis a Oisten Thorsen, un europeo que vive en Nueva York, miembro de una élite transnacional que está llevando adelante este tipo de iniciativas de desarme en los últimos años; y a Midori Natsuki, de Japón, un país clave en la promoción de los temas de seguridad humana en la agenda internacional.

La potencia de estas dos entidades en el interior de la campaña indica que el grueso de los activistas no está formado en este caso por miembros del movimiento pacifista tradicional, sino que incluye un transversal y heterogéneo grupo de personas comprometidas, con inquietudes diversas, pero que comparten un objetivo común: la necesidad de poner fin al descontrol de las armas, mediante unas negociaciones de alcance global, que afectan y afectarán a la vida de las personas de todo el planeta.

Junto a AI y Oxfam, nos encontramos dentro de Control Arms a cientos de pequeñas organizaciones agrupadas en la red internacional contra la proliferación de armas ligeras IANSA. Para que nos explique qué es y que hace esta red nos hemos dirigido a Joseph Dube, coordinador regional de África, un continente especial y que cuenta con muchos de los países más afectados por la violencia armada y, por tanto, que sufre las consecuencias del comercio irresponsable de armamento.

En este sentido, un colectivo particularmente importante y necesario es el de las víctimas y supervivientes. La prisa editorial a la hora de cerrar el número nos ha obligado a prescindir del testimonio de una gran mujer: Suela Lala, albanesa, y que también participará en las reuniones. Os la presentaremos en el próximo número de la revista Peace in Progress. Como siempre, el monográfico se completa con la sección "para saber más", una guía para estar informados sobre todas las cuestiones relativas al TCA.